Blog

Las 3 pautas para impulsar la transformación digital en tu negocio turístico

Ya nadie escapa a la integración total de Internet y las Nuevas Tecnologías en el día a día. Mucho menos los turistas. Tal y como advertía Darwin, o te adaptas o desapareces. Para evitarlo te traemos tres sencillas pautas a tener en cuenta a la hora de potenciar la digitalización en tu negocio turístico

 

Dice el Observatorio eCommerce que más del 95% de los turistas de hoy utilizan los recursos digitales en el transcurso de sus viajes, tanto en el antes como en el durante, en incluso en el después. No hay ninguna duda, la digitalización en la vida de las personas ya es una realidad cuyos impactos ya pueden verse y, lo que es más importante, medirse. Y si bien se trata de un escenario volátil sobre el que resulta muy complicado trazar un mapa de tendencias, dado su incesante cambio, lo que sí se puede afirmar es que la constante apunta a que la propuesta de valor al visitante es la apuesta segura.

Resolver sus necesidades, conocer sus preferencias, aportarle comodidad son acciones en las que intervienen tres factores: las expectativas del viajero, el talento de quien lo atiende y la tecnología que permite sacar partido a los datos que los usuarios van aportando. Es en éste tándem donde reside la transformación digital, lo que quiere decir que los recursos tecnológicos son sólo una parte de la ecuación que no tendrá como resultado un verdadero cambio y una adaptación al nuevo escenario digital si no se interpretan, gestionan y aprovechan las oportunidades que derivan de ese conocimiento disponible.

Y llegados a este punto cabe preguntarse: ¿Por dónde empiezo a digitalizar mi empresa? En INNOVATUR te ofrecemos las tres pautas a seguir tanto para emprender el camino de la transformación digital como para chequear que vas por la buena senda.

 

 

  1. Pon el cliente en el centro de las decisiones.

El cliente ya no sólo elige la solución a sus demandas, a menudo también la aporta. Los turistas son usuarios activos que pasan por diferentes fases en su experiencia de viaje y el sector turístico tiene la oportunidad de aportar valor en el antes, el durante y el después de su visita a través de la digitalización. Atendiendo a esto, poner al cliente en el centro de las decisiones, también llamado estrategia consumer centrity, supone situar a tu comercio o establecimiento hotelero frente a una única pregunta: ¿cómo hacer que la experiencia del turista al que me dirijo sea memorable? La solución a esta incógnita la hallamos en el Congreso Talent For Tourism, recientemente celebrado en Barcelona, donde se dilucidaron algunas claves como:

  • Dar prioridad a los clientes rentables.
  • Tomar las decisiones en función de tus clientes.
  • Establecer indicadores de medición adecuados.
  • Distinguir los diferentes tipos de consumidores a los que quieres dirigirte a través de la segmentación y personalizar tu producto en función de los datos que obtengas de ella.
  • Prepárate y prepara a tu equipo para entender la experiencia del usuario, gestión del talento o desarrollo creativo como base de toda apuesta por la innovación no tecnológica.

Aunque también puedes inscribirte en INNOVATUR para que un experto te asesore de manera gratuita y personalizada.

 

 

2. Crea una plataforma totalmente digital, ya sea en el plano físico, online o móvil.

La omnicanalidad es esencial. Hay viajeros que esperan tener más comodidades que cuando están en casa, otros no necesitan experiencias de lujo, pero desde luego ninguno espera que le falte lo básico y la tecnología ya lo es. Por ello es preciso que tengas en cuenta que en tu hotel o comercio no puede faltar:

  • La incorporación de Nuevas Tecnologías (o no tan nuevas) in situ.
  • La presencia online: no sólo en tu espacio web, también en redes sociales para poder mantener una escucha activa, interaccionar con los públicos a los que te diriges y gestionar tu reputación.
  • La apuesta por infraestructuras móviles: Si el turista es digital la experiencia debe ser digital, lo que se traduce en ofrecer satisfacción también en el uso de su dispositivo móvil.

 

3. Nada de lo anterior sirve si no hay talento.

De poco sirve poner a disposición del cliente todos los recursos tecnológicos que precise si éste no puede contar con un equipo de profesionales que lo asesoren personalmente para que su experiencia sea única. Las máquinas no sustituyen a las personas y aunque la tecnología ayuda, sólo los empleados pueden conseguir que el cliente se sienta apreciado, que es la esencia de una visita memorable. Por ello, lo que realmente aporta la diferencia es el talento de las organizaciones.

¿Qué significa esto?

Que cuando se incorporan al negocio las distintas perspectivas para mejorar los procesos de la organización se generan ideas para afrontar los retos. La creatividad llama a la innovación. Lo primero consiste en crear algo novedoso y lo segundo en integrar esa nueva idea a la empresa para crear productos y servicios que aporten valor a los clientes. De ahí que si bien la tecnología hace posible la digitalización de tu establecimiento comercial u hotelera, es el talento de las personas que lo forman lo que consigue la transformación digital.

¿Y qué hay que hacer para desarrollar la creatividad?

  • Saber atraer el talento.
  • Retenerlo.
  • Desarrollarlo.
  • Retribuirlo.

 

Tu negocio tiene por delante una visión estimulante. Ahora toca definir la hoja de ruta y ocuparse, no pre-ocuparse, para alcanzar la transformación digital en tu empresa comercial o de alojamiento.

 

No Comments

Post A Comment

Share This