Blog

Alberto Bernabé: “Innovatur tiene una vocación de crecer a todo el ámbito insular”

Tras hablar con los principales socios de Innovatur sobre qué es y en qué consiste este proyecto, es el turno ahora de conocer la opinión del consejero de Turismo, Internacionalización y Acción Exterior del Cabildo de Tenerife, Alberto Bernabé, para saber qué ha llevado a la corporación a capitanear este plan de cooperación para la modernización turística de Tenerife, Madeira y Azores, integrado en el programa de cooperación MAC 2014-2020 y perteneciente al Fondo de Desarrollo Regional de la Unión Europea denominado INTERRREG.

 

Entrevista a Alberto Bernabé, consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife / Fotografía T.Cuadrado

 

¿Qué ha llevado al Cabildo de Tenerife a ser el principal socio del proyecto de modernización turística Innovatur?

Sobre todo nuestra vocación de contribuir a un desarrollo turístico de Tenerife de manera permanente. En materia de turismo e innovación tenemos desde hace ya tiempo, y sobre todo con la creación de la Factoría de Innovación Turística, una voluntad política desde el Cabildo insular de encontrar puntos de encuentro entre una industria, que tradicionalmente ha sido poco renovadora, con esa vocación innovadora que creemos que un destino turístico líder debe tener para seguir siendo punta de lanza en un sector que, a diferencia de lo que muchos creen, es muy competitivo y cambiante.

¿Qué puede suponer Innovatur para los destinos turísticos participantes de Tenerife?

Principalmente ser plenamente conscientes y prepararse de manera muy nítida para poder seguir compitiendo. El sector no espera por nadie y la capacidad de competir turísticamente no la da el clima y un buen hotel, sino un conjunto de factores que son mucho más amplios. Por eso pensar permanentemente en modernizar, en renovar, en adaptarse a un mercado y a un turista también cambiante es un requisito indispensable para que las zonas que puedan estar en riesgo de quedarse fuera del mercado sigan compitiendo con estrategias nuevas.

¿Y a la modernización del sector turístico en Tenerife?

El Puerto de la Cruz y Los Cristianos tienen muchas décadas de historia hotelera y nos ha parecido conveniente empezar por las zonas más clásicas, particularmente El Puerto de la Cruz que es cuna del turismo en nuestro país. Pero en realidad, la isla de Tenerife en su totalidad es el ecosistema de lo que hacemos ahora con Innovatur en estas dos zonas turísticas concretas, y nada de lo que podamos trabajar en Los Cristianos o Puerto de la Cruz deja de ser exportable a cualquier zona turística de Tenerife. Innovatur tiene vocación de crecer a todo el ámbito insular.

Innovatur dotará de recursos al sector privado para su adecuación a la modernización del destino en el que se desarrolla. ¿Qué importancia le da a la colaboración público-privada para la modernización y la innovación del Turismo?

Le hemos dado la máxima importancia siempre. Desde el Cabildo insular nos gusta decir que no hay que hacer política del turismo sino política turística y, desde ese punto de vista, siempre hemos tenido a gala el trabajar de forma muy estrecha con el sector privado, no sólo con la hostelería sino también con la restauración, con el comercio, … además de forma muy leal y muy participativa. Lo tenemos muy claro, y por eso nos parece formidable potenciar desde lo público a través de Innovatur también a un buen número de empresas de estos dos municipios.

¿Qué lugar ocupa la innovación en la estrategia turística del Cabildo de cara a los próximos años?

Ocupa un lugar menor que el que debería ocupar, lo digo con ambición. Aunque hemos hecho esfuerzos por avanzar en materia de innovación turística, nos queda todavía un camino muy largo que recorrer y que yo miro quizás con cierta envidia. A pesar de que admiro la posición turística de Tenerife, admiro también el avance de algunos destinos turísticos que en materia de innovación están por delante de nosotros. Por eso creo que debemos ser más ambiciosos en materia de innovación turística y que en los próximos años tenga una presencia no sólo en las instituciones sino también en las empresas, que esté instalada en su ADN no como una tendencia o una corriente a la que nos unimos por inercia, sino como una vocación de avanzar permanentemente en materia de innovación con el acompañamiento de las instituciones. Así que veo un futuro prometedor, pero desde la conciencia de que debemos ir más rápido de lo que hemos ido hasta ahora.

Uno de los objetivos del Cabildo de Tenerife es apostar por la calidad frente a la cantidad. ¿Qué papel puede jugar la innovación en este sentido?

La apuesta por la calidad tiene que ver con el gran crecimiento de hostelería de cinco estrellas, con la búsqueda de un turista más inquieto que busca más servicios, como por ejemplo una gastronomía local en la que probablemente el turista invierta buena parte de sus ingresos. Hay que formular un concepto de negocio turístico más innovador porque cuando encontramos que detrás de una hostelería y un cliente de mayor calidad hay más empleo, más gasto y más fidelidad, la ecuación es más interesante que la que muchas veces nos obsesiona, que es la de cuántos turistas hemos conseguido. Además, inevitablemente las cifras también tienen un efecto sobre el medioambiente, los recursos, las carreteras,… En este sentido, la innovación juega un papel clave.

 

¿Cómo visualiza el turismo en la isla de Tenerife dentro de diez años? ¿Qué decisiones hay que tomar para conseguirlo?

Visualizo una evolución en la que el turista recorre con normalidad la Isla, independientemente de donde se aloje; visualizo no mucho más turismo del que tenemos ahora pero sí mejor; veo un sector turístico, sobre todo en la parte alojativa, muy renovado, es decir, un sector turístico que comprende que hay que evolucionar a un equilibrio entre la rentabilidad que puede generar y la reinversión que debe hacer en el negocio para seguir siendo competitivo; y también veo un volumen de oferta de ocio muy superior al que tenemos ahora, donde además del sota, caballo y rey, como el sol y playa, las grandes ofertas de ocio de parques temáticos o del Teide, o de avistamiento de ballenas, tengamos también mucha más fortaleza de ocio de menor intensidad que permita descubrir muchas aristas de Tenerife que no son las grandes conocidas. De esa manera el turista podría distribuirse mejor por toda la Isla y podría generar un reparto de la riqueza no tan concentrado en los hoteles y en los grandes núcleos turísticos tractores del ocio.

¿Qué visiones en torno al turismo de las islas de Madeira y Terceira cree que serían interesantes implantar en Tenerife?

Madeira, y particularmente Funchal, ha conseguido mantener de una manera más homogénea a un turista de ‘alto standing’ que en Tenerife ya no tiene el mismo peso. También podemos aprender de Azores, de Terceira, que son muy reconocidos en turismo activo y su experiencia puede enriquecer la parte de turismo activo que tenemos en Tenerife.

No Comments

Post A Comment

Share This